10.02.2020

Real Coaching Organizacional (RCO)

En general las empresas conocen los beneficios del coaching. Cuando hablo de los beneficios que reporta el aplicar coaching de equipos o ejecutivo a las empresas que visito, la mayoría lo aplican o lo han aplicado. Suelen aplicar esta metodología para trasladar la cultura, los valores y los principios de la misma, suelen aplicarla para motivar o potenciar partes de la misma, generalmente líderes de primer y segundo orden, suelen aplicarlo para potenciar herramientas de comunicación y liderazgo, o bien para aumentar el bienestar laboral dentro de la misma. Pero hoy en día, son pocas las que lo aplican en todos los niveles de la misma o bien en sus procesos/departamentos de innovación, o para el desarrollo de nuevos talentos. Un buen coaching organizacional bien entendido es aquel que es aplicado a todas y cada una de las personas y equipos que conforman la organización, sean de la línea que sean.  No es suficiente con motivar, cohesionar o potenciar solo una parte de las mismas. Cuando el coaching llega a todas las personas de la organización, esta crece exponencialmente. Implicar a todos los niveles, desarrollar el talento de las nuevas generaciones, adaptarse a las nuevas tecnologías, cohesionar equipos con grandes saltos generacionales, acompañar y fomentar la creatividad en los procesos de innovación, o incluso aplicarlo en la búsqueda de nuevas estrategias, aporta a la empresa una energía que la hace imparable.

La empresa es dinámica y va transformándose con la nueva tecnología, los cambios son constantes y rápidos. Hay que adaptarse continuamente y lo que servía en el día de ayer puede que hoy ya no tenga sentido. Esta consciencia del cambio ha de ser entendida por cada una de las personas que forman parte de la misma. Para conseguir un crecimiento extraordinario aquellas que invierten en el crecimiento de sus personas lo hacen mucho más rápido. No hay dos empresas iguales al igual que no hay dos personas iguales. Y existe un potencial no valorado en muchas de las personas que conforman esos niveles a los que se forma en materias de seguridad y procesos, pero en los que no se invierte en desarrollo y crecimiento personal por falta de recursos (generalmente es lo que más escucho). Son sus líderes o responsables directos los encargados de ese desarrollo.

La transformación de una empresa, el pensar como un ente único, con los valores y cultura arraigados en cada uno de sus trabajadores para sostener esos cambios rápidos y un continuo crecimiento acorde al mundo de hoy, pasa por la transformación de todas y cada una de las personas que conforman la organización. Es invertir en una transformación total y a todos los niveles.

En definitiva, Real Coaching Organizacional (RCO) es ganar una consciencia colectiva, un único latido al unísono de la organización con implicación de todos los niveles sin excepción.  No basta con formar y desarrollar solo a líderes, se trata de que cada una de las personas que forman parte de ese objetivo común que es el crecimiento de la empresa se empoderen y lideren. Líderes trabajando por y para un único objetivo en común.  “Todos para una y una para todos”

Pon pasión en tu entorno laboral, extiende el RCO (Real Coaching Organizacional) y permite a tu empresa alcanzar resultados extraordinarios. Fomenta la claridad, la transparencia, el sentimiento de pertenencia y las ganas de permanencia, invierte a nivel sistémico en toda la organización sin excepciones y crece como nunca.