29.11.2018

PERFECT PEOPLE


¿Es posible dejar la mente en blanco? ¿Es posible no pensar nunca desde la absoluta consciencia? ¿Como se apaga un piloto automático? ¿Dónde está el botón? ¿Nacemos con él o pedimos que nos lo instalen?

¿Cuantos segundos hacen falta para tomar consciencia de donde estamos y como sentimos?


 

Me he distraído en mi vida más de lo habitual, ahora lo veo, ahora lo sé. ¿Dónde están mis deseos? Busco en mi corazón. Tomo consciencia de mi ritmo y me escucho. Los busco, como perdida, no me acuerdo de donde los escondí. Canto en mi interior acompañando como un coro a mi corazón, a la espera de que vuelvan y asomen por algún lugar. Dulces sueños. Dulces deseos venid a mí.

Abro mi pensamiento más allá de mi alrededor. Las palabras en cuarta dimensión. Suenan corazones alrededor. Gente perfecta. Corazones, latiendo y andando a ritmos diferentes. Cada uno con sus verdades, sus miedos, sus alegrías y todos tan perfectos¡¡¡

Corazones de gente perfecta ¿alguna vez paráis? ¿Como lo hacéis? Enseñarme. Y en la noche cuando el silencio reina, ¿Por qué no se oyen latir todos como si de una orquesta se tratase? Latiendo, diferentes ritmos, sueños. Deseos.

Personas perfectas. No sé si escuchan latir sus corazones, o si se pierden en su sonido. ¿Y si los paro? ¿Me tomaran por loca? ¿Qué clases de corazones tendrán? ¿Serán de los que se rompen fácilmente? ¿Serán de los que resistirían una tempestad? Todos extraños, diferentes, perfectos. Todos preciosos.

Sentada en la nada. Consciente de la velocidad de mi mente, de mis pensamientos, de mis sentimientos, del mundo, de la gente perfecta. Cierro los ojos. Escucho. Solo respiración, escuchando el sonido de mi corazón. No hay orquestas, como me gusta su ritmo¡¡ En el silencio, latiendo acompasado, perfecto, él no se pierde, no sé distrae. Late. Estoy viva y sonrío.

Deseos venid a mí. Venid desde la nada.

Gente perfecta. Deseos de vida. Los míos, los suyos, los tuyos. Latiendo y deseando. Despierta 1, 2, 3 YA ¡¡¡